El turismo ha supuesto para Tenerife unos ingresos en 2017 de unos 4.305 millones de euros, un 1,6 por ciento más que el año anterior, lo que afianza su posición hegemónica como sector clave de la economía de la Isla. La buena evolución del turismo, que cerró 2017 con un total de 5.704.047 alojados en los establecimientos turísticos (+1,9 %) superando el máximo histórico del año pasado, ha favorecido estos resultados. Sin embargo, las previsiones apuntan a que la recuperación de los destinos competidores del Mediterráneo oriental afectará este año a algunos de los principales emisores.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, ha destacado hoy en la presentación de los resultados turísticos que más allá del número de visitantes se ha producido un “importante avance” para consolidar un cambio en la estructura de la oferta, en la que pesa cada vez más el alojamiento en hoteles de cinco estrellas, “lo que genera más gasto turístico, más empleo y de mejor calidad”, ha señalado el presidente. “Tenemos un millón más de turistas que en 2009, pero las pernoctaciones en el segmento de cinco estrellas y gran lujo se han incrementando un 70 por ciento”.

Alonso ha incidido en los 1.000 millones de euros más de ingresos turísticos que Tenerife ha generado desde el 2009, que suponen un 30 por ciento más, “pero también hemos generado más empleo desde entonces, unos 10.000 contratos más y mantener estos parámetros es el reto que nos queremos marcar de cara a este año”.

El consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, ha valorado los resultados anuales del sector. “Hace 10 años el 75 por ciento de nuestros turistas procedía de tres mercados, ahora ese porcentaje se ha reducido al 69 por ciento porque hemos trabajado para diversificar mercados”.

El balance anual es muy positivo para el turismo peninsular, que incrementa su afluencia a la Isla un 6 por ciento, con un total de 743.043 alojados tras tres años consecutivos de crecimiento en tanto que el mercado canario registra estabilidad en el año. En conjunto, el global del mercado español mejora su registro un 3,8 por ciento. El balance del año 2017 es positivo también para el turismo extranjero, que registra un incremento del 1,4 por ciento, con una cifra de 4.490.244 alojados.

En cuanto al mercado británico, principal emisor de turistas hacia la Isla, la incertidumbre que provocó el referéndum del Brexit en junio de 2016 no ha influido en la demanda británica, que ha seguido creciendo hasta finalizar el año con máximos históricos de turistas (2.064.743 alojados que suponen un crecimiento del 0,8 por ciento). Sin embargo, la quiebra de Monarch y la lentitud de las compañías a la hora de cubrir el hueco dejado por esta aerolínea, está incidiendo en los datos de tráfico y alojados en el último trimestre del año. A esta situación se une el encarecimiento de la libra, que ha provocado una reducción del gasto de los británicos (-0,46 %) y los buenos resultados de destinos competidores como Turquía, Egipto o Túnez, que el año pasado consiguieron recuperar unos 10 millones de visitantes.

Crecen en el año también los nórdicos (+2,3 %), franceses (+9,1 %), holandeses (+1,6 %), belgas (0,7 %), irlandeses (+12,8 %), Países del Este (+13 %), suizos (+1,1 %) y austríacos (+6 %). En cambio, disminuye en el año la afluencia de turistas alemanes que, con 629.583 alojados, pierde un 4,1 por ciento en el año. También disminuyen los italianos (-5 %) y los rusos (-7 %).

El turismo alojado en Tenerife  durante 2017 ha generado un total de 42.032.685 pernoctaciones (-0,4 %). La estancia se situó en 7,37 días de media (-0,17 puntos) y el índice de ocupación alcanzó el 72 % (-1,2 %).

Conectividad

Alberto Bernabé ha indicado que gran parte del éxito turístico de Tenerife se debe a la mejora de la conectividad aérea por las gestiones del Cabildo con las compañías, lo que ha permitido alcanzar la cifra de 154 destinos y que el 94 por ciento de los visitantes lleguen en conexión directa.

Un movimiento de casi 16 millones de pasajeros, 124.000 operaciones de aterrizaje y despegue o 9,4 millones de plazas disponibles para volar a Tenerife son algunas de las cifras que dan idea de la importancia del sistema aeroportuario de la Isla, que sitúa a Tenerife a la altura de aeropuertos europeos como Dusseldorf (conecta con 190 aeropuertos); Madrid (187), London Heathrow (180) o Barcelona (164) en cuanto al número de conexiones (154).

Así, la Isla cuenta con 319 rutas conectadas con 154 destinos operadas por más de 70 compañías, algunas nuevas como Ural Airlines (San Petesburgo), Sund Air (rutas Kassel, Tegel) o Air Europa en el mercado intersinsular (Tenerife/Gran Canaria).

De los 9,4 millones de plazas disponibles, 8 millones son oferta regular, un 9,5 % más que en el año anterior. Este dato ha supuesto un incremento cercano a las 700.000 plazas regulares más respecto al ejercicio anterior.

Las 38 nuevas conexiones estrenadas en 2017 han supuesto para la Isla más de 227 mil nuevas plazas de llegada durante el año, a lo que hay que sumar los incrementos de oferta de los operadores en sus rutas habituales.  De estas conexiones, cuatro no se operaban el año anterior: Lisboa-TFN; Vitoria-TFS, Londres Heathrow-TFS  y Granada-TFS.

El notable incremento de conexiones corrobora, por un lado, la apuesta de las compañías aéreas por el destino y, por otro, el buen trabajo que Tenerife viene desarrollando en captación de nuevas rutas que en 2017 ha vuelto a ser recompensada en el Foro de Conectividad Routes celebrado recientemente en Barcelona con el premio al segundo destino mundial en captación del rutas.

Entre las nuevas conexiones con Europa, hay que destacar la puesta en marcha por  British Airways desde Londres Heathrow con plazas en categoría bussiness, lo que permitirá incrementar la llegada de viajeros de alto poder adquisitivo desde Reino Unido, nuestro principal mercado emisor de viajeros.

También se ha inaugurado recientemente la ruta de Binter desde Lisboa;  Jet2 desde Londres Stanted; Norwegian desde Dusseldorf; Easyjet desde Nápoles o Vueling desde Nantes, entre otras.

Con la Península, además de las citadas anteriormente, está la de Vueling con La Coruña-TFS, o Norwegian desde Bilbao-TFS y, en el mercado interinsular, destaca la entrada de Air Europa en su conexión con Gran Canaria desde TFN y las de CanaryFly  con Fuerteventura y El Hierro con TFN.

Previsiones

Tenerife tendrá por primera vez un vuelo directo con Israel a partir del 27 de marzo, una ruta que operará la  compañía Smartwings. También estrenará otras nueve rutas con Europa y consolidará las ya iniciadas en 2017, además de seguir trabajado para conseguir la ruta directa con Nueva York.

En cuanto a la capacidad aérea para esta temporada de invierno, que abarca de noviembre a marzo, Tenerife cuenta con 3,5 millones de plazas aéreas de llegada, lo que supone un incremento del 10,5 por ciento respecto a la temporada anterior, es decir, 332.491 plazas más. De éstas, 1.370.260 (+31,1 %) corresponden a Tenerife Norte y 2.125.029 (+0,4 %) a Tenerife Sur.

En cuanto al verano, los datos que maneja el Cabildo hacen prever una oferta de plazas aéreas en torno a los 4,3 millones de asientos, lo que supone un recorte del 4,8 por ciento en relación al verano anterior.

Gasto e ingresos

El gasto turístico de los visitantes de Tenerife en 2017 ascendió 1.085 euros por persona, lo que significa que se mantiene estable respecto al gasto del año anterior. El gasto medio diario por turista (122€ persona/día) aumenta un  4,6 por ciento. “Cada día Tenerife recibe 12 millones de euros generados por la actividad turística”, ha destacado Alberto Bernabé.

Sube el gasto en restauración, que supone el 34 por ciento del gasto en destino; en comercios (26 % del gasto en destino); el gasto en excursiones (5 % del gasto), en parques temáticos (4 %) o en alquiler de coches (6 %).

De los 4.305 millones de euros de ingresos que generó la actividad turística para Tenerife, destacan especialmente los datos referidos a la restauración, con 728 millones de euros de ingresos  y  cerca de 4,7 millones de clientes en restaurantes y bares de la Isla. Le sigue el comercio, con 561 millones y el alquiler de coches, que proporciona 118 millones de euros.

En general, el gasto en actividades turísticas ha dejado para Tenerife cerca de 240 millones de euros. Las actividades deportivas como el senderismo, bike, buceo o golf han aportado unos 60 millones de euros y las actividades de visitas y esparcimiento tales como parques temáticos, observación de cetáceos, de estrellas o aves, visita al teleférico, cultura y otras similares, cerca de 180 millones de euros en 2017.

Fidelidad y satisfacción

Tenerife es un destino turístico que cubre con creces las expectativas de sus visitantes. Un 65 por ciento de ellos califica su experiencia en el viaje a la Isla como mejor de lo que esperaba. Los turistas son también fieles con el destino y el 60,5 repite su visita a la Isla, un porcentaje que alcanza un 75 por ciento en el caso del turismo británico o un 70 por ciento en los mercados nórdicos.

La cantidad de atractivos que ofrece Tenerife, la belleza de sus paisajes, su clima y la amabilidad de la población son claves en la revalorización de las expectativas previas que ya traía el visitante. Resultado de todo ello es la buena valoración que otorgan los turistas a su visita, que puntúan con un 8,8.

La seguridad que se percibe en la isla es el aspecto mejor valorado y clave debido a las  situaciones de inseguridad en otros destinos competidores. A ello se añade la hospitalidad de la población local, valorada por el visitante como uno de los aspectos más satisfactorios de su viaje.  Campañas como ‘Yo Soy Tenerife’ refuerzan la importancia de este factor de éxito de nuestro destino turístico así como el trato recibido en los alojamientos y su calidad.

Oferta alojativa y renovación

Tenerife cuenta con 139.388 plazas alojativas, de la que aproximadamente el 10 por ciento corresponden al segmento de cinco estrellas y cinco estrellas gran lujo, que en los últimos 10 años ha aumentado un 46 por ciento. Esta oferta de calidad se verá reforzada con 16 establecimientos de nueva construcción, que aportarán 9.300 nuevas plazas.

La renovación de alojamientos en estos últimos años está contribuyendo a un cambio importante en la calidad del destino. Gracias a estas inversiones, Tenerife dispondrá a corto plazo de más de 46 establecimientos renovados y una oferta de más de 21.000 plazas renovadas, o lo que es lo mismo, el 16 por ciento de la oferta actual en la isla.

Inversiones y proyectos del Cabildo

Mantener el liderazgo y la competitividad conlleva necesariamente centrar gran parte de los esfuerzos en mejorar el destino. Así, el Cabildo, a través del Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI), contempla más de 14,2 millones de euros de inversiones hasta el 2021 en la mejora del espacio turístico público, de los que 8,1 millones  corresponden a obras terminadas en 2017 y 2,4 millones se ejecutarán en  2018.

En el marco del programa Tenerife y el Mar, se destinarán 24 millones de euros a 140 actuaciones en los 28 municipios que tienen litoral. De este presupuesto, casi 10 millones de euros se ejecutarán este año.

En cuanto a las inversiones previstas para el desarrollo del producto turístico vinculado fundamentalmente con actividades como el senderismo, el cicloturismo, el parapente o las actividades acuáticas, el MEDI contempla 11 millones de euros, de los que nueve corresponden a actuaciones previstas este año frente a los 2,6 millones invertidos en el ejercicio anterior.

En 2017 se terminaron obras por valor de 10,9 millones de euros, una cuantía que alcanzará los 21,4 millones en 2018.

Más empleo

La evolución turística de los últimos cinco años, con crecimiento medio alojativo de un 3,5 % interanual, ha tenido un efecto positivo en el tejido productivo de la economía tinerfeña, impulsando las creación de empresas vinculadas a ramas características del turismo además de aumentar el número de afiliados en el sector turístico.

En 2017 se registraron 7.060 empresas turísticas con cuentas de cotización en la Seguridad Social, 100 empresas más que las que cotizaban en 2016 (+1,5 %). Entre 2012 y 2017 se mantiene un crecimiento medio anual del 2 por ciento en empresas afiliadas.

El dinamismo que ha experimentado el sector turístico en los últimos años se ha materializado también en mayores niveles de contratación y empleo en la Isla tanto en el propio sector como en el conjunto de la economía debido al efecto de arrastre de la actividad turística sobre el resto de sectores.

En Tenerife se han formalizado 359.699 contratos en 2017 en el total de su economía, un  9 por ciento más que en 2016. El sector turístico acumula 156.406 nuevas contrataciones, un 8,8% superior a las registradas en 2016, lo que significa que ha aportado el 43,5 por ciento de los contratos generados en el año en el conjunto de la economía tinerfeña. En cuanto a las cifras de paro, Tenerife cerró el año con 20.079 parados en el sector turístico, un 1,7 por ciento menos que en diciembre del año anterior.

Los últimos datos disponibles registran 78.374 afiliaciones en Turismo para el año 2017 (promedio año), lo que se traduce en un incremento de 3.592 afiliaciones más (+4,8 %). El 85,4 por ciento de ellas corresponden a empleos asalariados. El 62 % tienen contratos de duración indefinida y el 38 % contratos de duración temporal.

Estos datos confirman que el sector turístico ha generado el 24,7 por ciento de las afiliaciones totales de la economía en 2017.

Los retos para 2018

Tenerife se enfrenta a varios retos en 2018 que deberá saber solventar para afianzar su posición hegemónica como destino turístico. Uno de ellos es hacer frente a la situación de recuperación de los destinos del área mediterránea, que provocará una reducción de los flujos turísticos en algunos de nuestros principales emisores. A la vez, la Isla deberá consolidar en el mercado los productos creados y continuar con el equipamiento para desarrollar nuevas ofertas.

Contribuir a mejorar la movilidad en la isla; maximizar los beneficios del turismo en términos de rentabilidad y empleo; la formación adecuada a las necesidades del sector; la construcción de una nueva terminal de Tenerife Sur para mantener la calidad de esta infraestructura vital para la Isla; continuar con la renovación alojativa y las inversiones para la mejora del los espacios públicos o el desarrollo tecnológico en el sector son algunos de los desafíos que deberá superar el destino para afianzar su liderazgo turístico.

Artículos Relacionados